Historia

         Las Siervas de San José fue fundada por Santa Bonifacia Rodríguez de Castro. Para conocer más sobre la figura de esta impresionante mujer, modelo de vida para todos nosotros,  visita la web de la congregación.  http://www.siervasdesanjose.org/ 

 

HISTORIA DE NUESTRO COLEGIO

Las Siervas de San José llegan a Cuenca por iniciativa del Obispo Juan María Valero el día 17 de mayo de 1887

Cinco religiosas, acompañada de la Superiora General, M. Ana Muñoz, se instalan en una casa propiedad del Obispado en la C/ Pilares, nº 51, en el punto en que comienza la bajada a las Angustias.

El Centro Educativo “LA SAGRADA FAMILIA”, tiene sus comienzos en esta casa donde las cinco religiosas atienden a niñas desarraigadas o huérfanas y aquellas cuyas madres se veían obligadas a trabajar.

Su inicio tuvo lugar en la C/ Pilares donde se creó un Asilo para niñas pobres y desamparadas, y desde el primer momento funcionó la Enseñanza Primaria que sería aprobada oficialmente por Real Cédula de S. M. la Reina Regente, el 11 de abril de 1899.

De la C/ Pilares, el Centro se traslada a una casa más amplia situada en la parte baja de la ciudad, en la Calle llamada, indistintamente de Fray Luis de León o del Agua, que se inaugura el 15 de septiembre de 1898 y preside la ceremonia el Excmo. Sr. Obispo, Monseñor D. Pelayo González Conde. Como el número de niñas acogidas había aumentado y los recursos eran insuficientes, el Excmo. Ayuntamiento les concede ayuda económica para facilitar la educación y subsistencia de estas niñas.

El Centro se adapta a los cambios históricos producidos en la sociedad, buscando siempre educar a las clases sociales más sencillas y necesitadas. Desde los años 40 hasta 1951 acoge en el internado a las huérfanas de suboficiales de diferentes provincias españolas. A partir de esta fecha estas huérfanas son trasladadas a sus lugares de procedencia.

Según el DECRETO 1465/1969 de 26 de junio (BOE del 15-VII-1969) se reconoce al Centro Residencial “LA SAGRADA FAMILIA” como Colegio Menor Femenino.

Ante el aumento de solicitudes de admisiones de nuevas alumnas que se venía produciendo año tras año, y las exigencias de actualización de la Ley de Educación de 1970, se construye el actual edificio, situado en la C/ Benito Pérez, 44, hoy, Avda. de los Alfares, 46. 16002 Cuenca, que fue inaugurado el 7 de Octubre de 1970

 El 16 de Diciembre de 1976 se autoriza al Centro la enseñanza en régimen de Coeducación.

En la O.M. del 24 de noviembre de 1995 (B.O.E. 18/12/1995) se autorizan definitivamente la apertura y funcionamiento del Centro “LA SAGRADA FAMILIA”, según la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (L.OG.S.E.), del 3 de Octubre de 1990, para impartir las enseñanzas de régimen general con los niveles: E.I.(dos líneas), E.P (dos líneas), ESO (3 líneas - Centro Adscrito “La Milagrosa”), todos estos niveles están concertado, y Bachillerato (6 unidades) en las Modalidades de Ciencias de la Naturaleza y de la Salud y de Humanidades y Ciencias Sociales.

 

La Congregación de Siervas de San José cede la Titularidad del Centro LA SAGRADA FAMILIA a la Fundación Educación Católica, que se hace efectiva el día 1 de Septiembre de 1998.

Hoy en día, dentro de FEC, nuestro Colegio ha seguido avanzando en la educación de nuestros alumnos, adaptando nuestro Proyecto Educativo Católico a las cambiantes realidades sociales de nuestro entorno. Como respuesta a las demandas de nuestras familias, el Centro ha entrado en un programa bilingüe (BEDA), paralelamente el claustro se ha ido renovando en la adquisión de las titulaciones necesarias para emprender este proyecto.

Hoy día nuestro Colegio está preparado para la enseñanza con metodologías basadas en Tecnologías de la Información y Comunicación Educativa (TICE), con dotación en todas las aulas del material técnico necesario para un correcto funcionamiento.

Seguimos avanzando en la construcción integral de la persona, basándonos en su espíritu y teniendo como guía el Mensaje de Jesús.

Nuestra relación con las Siervas de San José sigue siendo permanente, las religiosas continúan trabajando en el Centro. La Comunidad vive en el mismo edificio del Colegio y lleva directamente el Internado-Residencia femenino.